Skip to content

Aileen Wuornos (asesina en serie condenada a muerte)

agosto 29, 2009

Aileen+Wuornos+(036)

Aileen Carol Wuornos (nacida el 29 de febrero de 1956 y muere el 9 de octubre de 2002) fue una asesina en serie condenada a muerte por el estado de Florida en 1992. Wuornos admitió haber matado a siete hombres en incidentes separados; todos ellos, afirmó, la violaron (o intentaron hacerlo) mientras trabajaba como prostituta. Murió bajo los efectos de la inyección letal el 9 de octubre de 2002.

Aileen Carol Wuornos nació en Rochester, Michigan. Hija de Diane Wuornos y Leo Dale Pittman. Su padre, a quien nunca conoció, era un pedófilo que pasó tiempo en hospitales psiquiátricos de Kansas y Míchigan. Se suicidó, ahorcándose, en 1969, mientras se encontraba en la cárcel. La madre de Wuornos se casó con Pittman cuando tenía 15 años y tuvo dos hijos. El hermano mayor de Aileen Wuornos, Keith, nació en 1955. Diane se divorció de Pittman menos de dos años después de haberse casado, pocos meses antes de que su hija naciera. Abandonó a sus dos hijos en 1960, al cuidado de sus abuelos finlandeses – Lauri y Britta Wuornos, padres de Diane. Lauri y Britta adoptaron legalmente a los dos niños y los criaron en Troy, Michigan.

Wuornos afirmó que su abuelo abusó física y sexualmente de ella, en su niñez, y que su abuela era una adicta al alcohol. En Lethal Intent (libro escrito por Sue Russell) se cuenta que Wuornos era azotada con un cinturón por su abuelo. A la edad de doce años, Wuornos y su hermano Keith descubrieron que Lauri y Britta no eran sus padres biológicos. Wuornos afirmó haber tenido relaciones sexuales con múltiples parejas a una edad temprana, incluso con su hermano. Quedó embarazada a la edad de catorce años. Tras dar a luz a su hijo en una casa de maternidad en Detroit (23 de marzo de 1971) fue desterrada de su casa y repudiada por su comunidad. El niño fue dado en adopción poco después. Wuornos se vio obligada a refugiarse en un automóvil abandonado en un bosque. Pronto fue enviada a un hogar para madres solteras.

La primera víctima de Wuornos fue Richard Mallory en Palm Harbor, Florida, ocurrido el 30 de noviembre de 1989. Sus otras víctimas fueron:

* David Spears, 1 de junio de 1990

* Charles Carskaddon, 6 de junio de 1990

* Peter Siems, 4 de julio de 1990 (vehículo encontrado, el cuerpo nunca fue hallado)

* Troy Burress, 4 de agosto de 1990

* Dick Humphreys, 12 de septiembre de 1990

* Walter Jeno (Gino) Antonio, 19 de noviembre de 1990

Wuornos fue finalmente identificada cuando ella y Moore se vieron involucradas en un accidente mientras conducían el automóvil de una víctima. Rechazaron la ayuda de los transeúntes, aunque Wuornos estaba sangrando y huyó del escenario. Su retrato robot fue difundido por televisión. La policía rastreó a Moore en Pensilvania, donde se retiró a vivir con su hermana, y se hizo un trato, si ella declaraba contra Wuornos, a Moore se le concedería inmunidad. Moore estuvo de acuerdo. La policía le proporcionó una habitación de motel en Florida. Desde allí, escribió una carta a Wuornos, que se encontraba en custodia por una violación de libertad condicional. Después de numerosas llamadas y de que Moore tratara de suicidarse, Wuornos cedió y dijo: “Tú haz lo que tengas que hacer. No dejaré que vayas a la cárcel. Si he de confesar, lo haré”. Hizo una confesión completa el 16 de enero de ese mismo año. Wuornos declaró que el asesinato de Mallory fue en defensa propia, manteniendo que él la había violado. Fue condenada por sus asesinatos en enero de 1992 con la ayuda del testimonio de Moore. Cuando fue declarada culpable del asesinato de Mallory, Wuornos exclamó a los medios de comunicación: “Fui violada, fui torturada. Tenían el volante, tenían la imagen del volante con los arañazos, estaba roto. Esa es la prueba de que yo estaba atada al volante. No puedo creer que esto haya sucedido”. Mientras tanto, Moore ha firmado varios libros y contratos cinematográficos vendiendo su historia.

En noviembre de 1992, Michele Gillen, reportero de Dateline NBC, descubrió que Mallory había cumplido 10 años por violación en otro estado. El juez se negó a permitir que esto fuera admitido como evidencia en los tribunales, y a Wuornos nunca le fue dado un nuevo juicio.

El 31 de marzo de 1992 Wuornos invocó nolo contendere por los asesinatos de Dick Humphreys, Troy Burress y David Spears, diciendo que quería “estar bien con Dios”. Durante el juicio fue adoptada por Arlene Pralle después de haber tenido un sueño en el que se le dijo que “cuidara” de Wuornos. Según Pralle, Jesús le dijo que escribiera a Wuornos, y así lo hizo. Lo que Wuornos no sabía era que Pralle estaba pidiendo dinero por las entrevistas, incluso una con Nick Broomfield, quien le pagó 10.000 dólares. Parte del dinero fue para el abogado de Wuornos, Steven Glazer, contratado por Pralle. La apelación de Wuornos ante el Tribunal Supremo fue rechazada en 1996. La relación entre Wuornos y Pralle no duró; Wuornos empezó a sospechar que Pralle sólo estaba ahí por la publicidad y el dinero. Wuornos dijo a Broomfield en una entrevista que Pralle y Glazer incluso le indicaban formas de suicidarse en la cárcel. También le aconsejaron el “nolo contendere” porque Glazer, conocido antes del juicio de Wuornos como “Dr. Legal”, era demasiado inexperto para manejar un juicio por asesinato múltiple. En su declaración ante el tribunal, ella dijo “quería confesarte que Richard Mallory me violó violentamente como le he dicho. Pero estos otros no. [Ellos] sólo comenzaron”.

En junio de 1992 se declaró culpable de la muerte de Charles Carskaddon y recibió su quinta pena de muerte. En febrero de 1993 se declaró culpable de la muerte de Walter Gino Antonio y fue condenada de nuevo a muerte. No se formularon cargos en su contra por el asesinato de Peter Siems, ya que su cuerpo nunca se encontró. En total, recibió seis penas de muerte.

Wuornos contó varias historias inconsistentes sobre estos asesinatos. Admitió haber matado a siete hombres, en incidentes separados. Alegó inicialmente que los siete la habían violado mientras ella estaba trabajando como prostituta. Más tarde se retractó reclamando defensa propia. Durante una entrevista con Broomfield en la que pensaba que las cámaras estaban apagadas, dijo que definitivamente en el caso de Mallory había sido defensa propia, pero no tenía otra opción que ir por la pena de muerte. Ella alegó que nunca podría soportar el estar en prisión por el resto de su vida. Cuando Broomfield preguntó: “¿Fue defensa propia?” Ella respondió: “Sí, y así fueron algunos de los otros pero no puedo decir nada a nadie así que tengo que ir por la pena de muerte”.

Después de su primera sentencia de muerte Wuornos a menudo dijo que quería “que todo acabara”. En 2001 anunció que no solicitaría ninguna otra apelación contra su sentencia de muerte. Presentó una petición ante la Corte Suprema de Florida por el derecho a despedir a su abogado y detener todas las apelaciones, diciendo “maté a esos hombres, les robé tan fría como el hielo. Y lo haría de nuevo. No es conveniente mantenerme viva ni nada, porque mataría de nuevo. Tengo odio circulando por mis venas… Estoy tan harta de escuchar estas cosas de “ella está loca”. He sido evaluada tantas veces. Soy competente, sensata, y estoy tratando de decir la verdad. Soy la que seriamente odia la vida humana y mataría de nuevo.”.”[3]

El gobernador de Florida, Jeb Bush, encargó a tres psiquiatras entrevistar a Wuornos durante 15 minutos. Los tres la juzgaron apta mentalmente para ser ejecutada. La prueba de la competencia requiere que el psiquiatra esté convencido de que el condenado entiende tanto que él o ella va a morir, como también los crímenes por los que él o ella será ejecutado.

Más tarde Wuornos acusó a la supervisora de cárcel de abusar de ella. La acusó de manchar su comida, escupir sobre ella, servirle patatas cocidas en suciedad y llevarle alimentos con orina. También alegó escuchar conversaciones sobre “tratar de presionarme tanto que terminaría suicidándome antes de la ejecución” y “deseando violarme antes de la ejecución.” También se quejó de los registros cuando estaba desnuda (strip search), siendo esposada tan estrechamente que su muñeca estaba amoratada cada vez que dejaba su celda, pateo de puerta, frecuentes revisiones por parte de matronas, baja presión de agua, moho en su colchón. Wuornos amenazó con boicotear las duchas y bandejas de comida cuando determinados oficiales estaban de guardia. “Mientras tanto, mi estómago ruge y estoy tomando duchas a través del lavabo de mi celda”.

Su abogado declaró que “la Sra. Wuornos realmente sólo quiere tener un tratamiento adecuado, un trato humano hasta el día en que sea ejecutada”, y “Si las acusaciones no tienen ninguna verdad para ellos, estará claramente desilusionada. Ella cree lo que está escrito”.[4]

Durante las etapas finales del proceso de apelación dio una serie de entrevistas a Broomfield. En su última entrevista, poco antes de su ejecución, la entrevistada afirmó que su mente estaba siendo controlada por “la presión sónica” para hacerla parecer loca y que sería sacada por ángeles en una nave espacial.[5] Cuando Broomfield trató de que hablara de su anterior afirmación de haber matado a sus víctimas en defensa propia, Wuornos se enfureció, maldijo a Broomfield, y terminó la entrevista. Más tarde, Broomfield se reunió con Dawn Botkins, una amiga de la infancia de Wuornos, quien le dijo, “Ella lo lamenta, Nick. No te mostró el dedo. Se lo hizo a los medios de comunicación, y luego a los abogados. Y ella sabía que si decía mucho más, podría haber una diferencia en su ejecución el día de mañana, por lo que decidió no hacerlo”.[6]

El contenido de la última comida Wuornos es incierta. Algunas fuentes afirman que rechazó la tradicional última comida, que podría haber sido cualquier cosa que pidiera por debajo de los 20 dólares, y en su lugar se le dio una taza de café.[7] Sin embargo, el documental de Broomfield dijo que recibió una última comida de KFC pollo frito y patatas fritas[8]

Sus últimas palabras fueron “Yo sólo quiero decir que estoy navegando con el Rock y regresaré como en el Día de la Independencia con Jesús el 6 de junio, al igual que en la película, grandes naves nodrizas y todo. Regresaré.”

Aquí podemos verla en una entrevista un dia antes de su ejecución

Fuente: wikipedia.org

From → Freaky, News, Vid

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: